Loader

¿Cómo debes cuidar las ruedas de tu coche?

Uno de los elementos más importantes para la buena conducción de nuestro vehículo son los neumáticos. Son los responsables de conectar el coche con la carretera, por eso debemos tener especial cuidado en que sean de calidad y que estén siempre en buen estado.

Muchos usuarios no son completamente conscientes del importante papel que desempeñan, por ello desatienden su cuidado y ponen en riesgo su conducción. En Composcar queremos que el cuidado de tu coche sea el ideal, por ello a continuación contaremos los principales aspectos que debemos tener en cuenta para cuidar las ruedas de nuestro coche.

 

Conducción suave 

Una conducción eficiente es el mejor aliado para que tus neumáticos se mantengan en buen estado. El estilo es clave, y es que las ruedas aguantan mucho más tiempo si la conducción es suave y sin frenazos fuertes.

 

La presión de los neumáticos 

Debemos prestar especial atención a la presión de los neumáticos para que siempre sea la adecuada. Consulta las recomendaciones del fabricante y adáptalas para disfrutar de una mayor comodidad y seguridad, además de aumentar la vida de tus neumáticos.

Recuerda que las ruedas no deben estar demasiado hinchadas, ya que pueden aumentar la resistencia, ni demasiado blandas, ya que los neumáticos con presión inferior a la recomendada tienen más posibilidad de sobrecalentarse.

 

Dibujo de las ruedas

Es importante prestar atención al dibujo de los neumáticos, ya que la rueda no tiene una vida limitada y será el principal indicador del estado de las ruedas. El dibujo va desapareciendo y esto es señal de que comienzan a estar en mal estado. Ten en cuenta que los neumáticos deben tener como mínimo 1,6 mm de profundidad.

 

Fabricación del neumático

Presta atención al código en el que aparece la fecha de fabricación de tu neumático. Es recomendable cambiarlo cada cinco años como máximo, de modo que si tus ruedas tienen más tiempo cámbialas aunque no hayan llegado al mínimo.

 

Equilibrado

Una rueda buen equilibrada estará en perfecto estado y no sufrirá vibraciones, realizar un buen equilibrado es fundamental para su buen estado. Así te aseguras de que tus ruedas no sufrirán daños ni se desgastarán más de lo habitual.

 

Corrosión

Las llantas y los tambores deben estar libres de corrosión, debemos estar atentos a cuando conducimos por arena, tierra o barro y limpiarlo correctamente para que no se forme corrosión y acabe dañando los neumáticos.

 

¡Recuerda que tu seguridad es lo primero!

Top